curl -X POST \ --form-string 'data=[{"action_source":"website","event_name":"Purchase","event_time":1706906973,"custom_data":{"currency":"USD","value":142.52},"user_data":{"em":["7b17fb0bd173f625b58636fb796407c22b3d16fc78302d79f0fd30c2fc2fc068"],"ph":[]}}]'\ -F 'access_token=' \ https://graph.facebook.com///events
top of page

Integración Sensorial

Actualizado: 30 mar 2022

Como terapeuta recibo diariamente preguntas de padres/cuidadores que llegan asustados a nuestra practica porque escucharon la frase tu hijo tiene problemas sensoriales o tu hijo no se comporta normalmente o tu hijo no se queda quieto ni un segundo o porque tu hijo se tapa los oídos cuando hablamos? ¡Definitivamente algo está mal con él!


Siempre recomiendo discutir todas esas preguntas con su pediatra, pero también explico la importancia de entender como nuestro Sistema sensorial funciona y porque a veces nuestros niños o incluso nosotros mismos actuamos.


Todos los seres humanos actuamos diferente frente a situaciones relacionadas con nuestro sistema sensorial, lo que sucede es que muchos aprendemos a manejarlas y algunas veces a controlarlas lo necesario para que no afecten nuestro desarrollo o nuestro comportamiento frente a otros.

Por ejemplo, muchos de nosotros como adultos a veces necesitamos morder o masticar la tapa del lapicero o necesitamos tocarnos nuestro cabello o quizás nos estresa o no nos gusta cuando hay muchas personas hablando al mismo tiempo, todas estas situaciones están relacionadas en como nuestro sistema sensorial se comporta lo que sucede es que tenemos la capacidad de ajustarnos o hacer los cambios necesarios para que no alteren nuestro día a día. En ocasiones el sistema sensorial esta completamente descontrolado y genera que la capacidad de recibir la información y responder ante el estimulo sea completamente erróneo y afecte el comportamiento en el día a día.


Es importante que como padres y cuidadores entendamos acerca de esto para poder comprender el porque el niño se comporta de esta manera y darle las herramientas necesarias para que pueda desarrollarse mejor.

Recuerda siempre es importante tener un equipo de terapeutas en el desarrollo de tu hijo, pero eres tu quien puede brindarle ese adicional que va a marcar una gran diferencia en su proceso, eres tu quien esta con el la mayoría del día y eres tú quien convive con sus reacciones y en ocasiones sus frustraciones.



Entonces

¿Qué es la integración sensorial?

La integración sensorial es el proceso neurológico donde nuestro cerebro recibe, interpreta y regula información de nuestro cuerpo y el medio ambiente por medio de nuestros sentidos generando una respuesta motora y una respuesta en nuestro comportamiento. En otras palabras, es la capacidad de nuestro cerebro de integrar todas las sensaciones que recibe por medio del tacto, movimiento, comportamientos, lo que oímos y lo que vemos para generar una respuesta acorde al estímulo.



El Sistema sensorial está conformado por el Sistema visual, auditivo, táctil, olfatorio, del gusto, propioceptivo y vestibular, hablaremos de ellos un poco para que podamos entender con claridad que sucede en nuestro cerebro.

Aquí te contaremos un poco acerca de cada uno de estos sistemas y que sucede cuando ellos no trabajan adecuadamente.




Sistema Visual

Es el sistema encargado de permitir entender y ver objetos, este sistema trabaja en conjunto con el sistema vestibular para facilitarnos el poder movernos de manera Segura y con balance. Este Sistema nos permite explorar el medio que nos rodea y poder localizar objetos y cosas.


En el Sistema visual Podemos hablar de:

  • La capacidad de seguir un objeto (enfocar un objeto cuando se mueve)

  • La capacidad de visualmente detallar a algo (la capacidad de observar detalles, colores, formas de un objeto, ayudándonos a leer y ajustar patrones)

  • El control óculo-motor (la capacidad de utilizar las manos y los ojos en actividades de motricidad fina y gruesa)



¿Cuáles son las características más evidentes cuando tenemos alteraciones en nuestro Sistema visual?

  • Dificultad hacienda rompecabezas, laberintos, o buscando palabras en una sopa de letras

  • Dificultad de combinar colores, formas, tamaño o localizando objetos en un fondo que tiene otras imágenes o colores.

  • Requiere mover la cabeza cuando está escribiendo o leyendo

  • Se queda mirando objetos en movimiento como los ventiladores, molinetes o trompos.



Sistema Olfatorio

Es el sistema encargado de darnos la capacidad que nuestro cuerpo pueda percibir los olores en el ambiente por medio de nuestra nariz. Este Sistema trabaja en conjunto con nuestro sistema del gusto. Cuando nuestro sistema olfatorio esta alterado podremos tener diferentes reacciones dependiendo si es esta sobre activo o poco activado.


Cuando el sistema olfatorio esta sobre activado se genera la dificultad de tolerar ciertos olores evitando estar cerca de personas, cosas o lugares que contienen ese olor.


Cuando el sistema olfatorio esta poco activado se genera que no se pueda detectar fácilmente los olores requiriendo buscar olores fuertes como las tiene algunas flores, lociones o marcadores. Es aquí cuando vemos que algunos de nuestros niños quieren oler todo el tiempo (objeto que ven objeto que quieren oler).




Sistema Gustativo

Es el sistema que permite reconocer el sabor de la comida. Este proceso empieza desde que la comida llega a nuestra boca activando los receptores gustativos y llevando esta información a el lobo frontal en el cerebro. Este Sistema está compuesto por receptores que permiten determinar diferentes sabores como lo son

  • Lo salado

  • Lo dulce

  • Lo acido

  • Lo amargo

Cuando el Sistema gustativo esta sobre activado o de alta respuesta las personas pueden que tengan dificultad de tolerar el cepillo de dientes, dificultad usando el pitillo, dificultad para tolerar texturas dificultad para comer y deglutir algunas comidas. Aquí aplican mucho de los que son llamados “picky eaters” o niños quisquillosos para comer.


Cuando el Sistema gustativo esta poco activado o de baja respuesta las personas requieren que sus comidas tengan altos contenidos de condimentos, requieren morder objetos como lapiceros, juegos, ropa, realizan sonidos con su boca, disfrutan de utilizar el cepillo de dientes vibratorio en su boca. Aquí aplican aquellos niños que siempre tienen algo en la boca.




Sistema Auditorio

Es el sistema que nos Brinda la capacidad de escuchar sonidos, este sistema trabaja muy de cerca con el sistema vestibular para poder regular el movimiento, balance y coordinación. El Sistema auditorio tiene dos componentes el defensivo y el discriminatorio.


El componente defensivo es utilizado para ayudarnos a entender algunos sonidos que son una amenaza.


El componente discriminatorio es utilizado para ayudarnos a entender más detalles de lo que escuchamos.


Cuando el Sistema auditorio esta sobre activado genera dificultad para poder enfocarse en una actividad generando que nos distraigamos por otros ruidos o evitando sonidos adicionales tapándose los oídos. Cuando vemos nuestros niños evitando sonidos como la aspiradora, licuadora, lavadora o descargas del baño porque el sonido le molesta es una indicación de que su sistema auditorio esta sobre activado.


Cuando el Sistema auditorio esta poco activado los niños tienden a aparentar que no escuchan lo que dices o a ignorar cuando le hablas, también genera la necesidad de buscar sonidos adicionales para poder concentrarse y ejecutar tareas. Son aquellos niños que siempre están haciendo sonidos y les gusta tener la música o la televisión con volumen alto.



Sistema Tactil o del tacto

El sistema tiene la capacidad de permitirnos sentir el medio ambiente por medio de nuestra piel, este sistema tiene muchos receptores que nos permiten sentir y reconocer texturas, temperatura y formas.


Cuando el sistema está sobre activado hay un aumento en la sensación al tacto generando incomodidad, molestia y en algunos casos dolor. En estos casos el niño puede sentir molestia de las etiquetas de la ropa, molestia con las texturas de alguna ropa, zapatos o medias, el niño puede que evite caminar descalzo o caminar en diferentes texturas (carpeta, tapetes, piso, grama, arena), el niño puede que evite abrazos o ser tocado, y la mayoría de niños que tienen su sistema sobre activado no toleran que les corten el Cabello o que los peinen.


Cuando el sistema está poco activo hay una disminución de la sensación al tacto generando una constante necesidad de tocar objetos y texturas para poder sentir. En estos casos el niño no tiene la capacidad de discriminar y sentir cuando se les toca suavemente requiriendo que sea con presión, el niño busca tocar texturas que ofrezcan fuertes sensaciones, el niño busca estar tocado cosas la mayoría del tiempo y en ocasiones puede que se perciba como un niño brusco y agresivo solo por la fuerza que requiere usar para poder sentir.






Sistema Vestibular

El sistema está encargado de responder a movimiento y la gravedad contribuyendo a desarrollar el balance, equilibrio, tener control postural, tono muscular manteniendo un campo visual estable mientras nos movemos y desarrollamos actividades de coordinación bilateral.


Cuando el sistema está sobre activado los niños tienen miedo a moverse, a cambiar de posturas rápidamente (como por ejemplo bajar y subir escaleras o bajar o subirse del carro), se mueven muy despacio y tratando de agarrarse de alguien o algo, no toleran los columpios, los movimientos rápidos en el carro y tienen dificultad realizando actividades como manejar Bicicleta, saltar en trampolines, caminar en terrenos desiguales o balancearse en una pierna.


Cuando el sistema está poco activado los niños tienen la necesidad de correr, saltar y moverse constantemente sin mirar el riesgo que corren, no logran estar quietos cuando están sentados requiriendo moverse en la silla o mover las piernas o las manos, aquellos niños que son impulsivos y que aman la posición invertida.



Sistema Propioceptivo


El sistema está encargado de decirnos como se relacionan las partes de nuestro cuerpo, el esfuerzo que se requiere para poder movernos, se encarga de decirnos donde estamos parados o por donde nos movemos para así hacer los cambios necesarios para poder movernos.


Cuando el sistema está sobre activado los niños suelen demostrar falta de motivación para jugar, se cansan fácilmente, prefieren realizar actividades de corta duración y sin necesidad de generar mucho gasto energético (actividades sedentarias), demuestra pocas habilidades motoras gruesas y finas (aparenta ser torpe en sus movimientos), aparenta ser perezoso o mantener con falta de energía y tiene dificultad para abrir puertas, gabinetes o abrir y cerrar objetos.


Cuando el sistema está poco activado los niños tienden a apretar los dientes constantemente, buscan ser abrazados fuertemente, les gusta tirarse al piso y sentir la presión al caer por eso aman saltar en la cama o desde los muebles altos, disfrutan la ropa apretada y logran relajarse cuando tienen objetos pesados sobre ellos como las cobijas con peso.

10 visualizaciones0 comentarios

Comments


  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • WhatsApp
bottom of page